Daily Archives: 27/07/2016

Litros de … corren por tus venas

…Azúcar

Según un estudio publicado por Euromonitor, los españoles consumimos cada día alrededor de 70 gramos de azúcar, lo equivalente a unos 14 terrones. Esto nos sitúa lejos de los 126,4 gramos atribuidos a los estadounidenses, pero también por encima del límite aconsejado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), 50 gramos.

El abuso del azúcar conlleva riesgos claros de padecer problemas de peso o diabetes, en los últimos años se han publicado diversos estudios que establecen esta causalidad. Ambos problemas están cada vez más presentes en nuestra sociedad y una de las soluciones pasa por la reducción del consumo de azúcar. Para ello, debemos ser conscientes de que ese ingrediente no sólo está presente en los postres, existen otros alimentos con cantidades importantes, como el ketchup o los cereales, y en el apartado de bebidas el azúcar es casi una constante.

En el siguiente gráfico establecemos comparaciones entre los gramos de azúcar presentes en algunas bebidas (según el tamaño del envase) y algunos de esos alimentos con fama de azucarados.

Fuente: OMS, EUFIC, elaboración propia.

Pero, ¿cuánto azúcar contienen realmente las bebidas? Para responder a esta pregunta hemos recogido los datos de algunas de las compañías con mayor presencia o volumen de ventas en España y también con la intención de mostrar los diferentes tipos (lácteos, refrescos, zumos, alcohólicas, etc). Las cantidades están estimadas en base a las reflejadas bien en las páginas oficiales, bien en los propios envases.

¿Cuándo se considera que hemos sobrepasado el límite de consumo? Si nos fijamos en las etiquetas con la información nutricional de los propios envases, veremos la abreviatura “CDO” o “CDR”, que significa “Cantidad Diaria Orientativa” o “Cantidad Diaria Recomendada”. Según el EUFIC (European Food Information Council), estas cantidades se fijan en función de las recomendaciones hechas por organismos como Eurodiet (en el caso europeo) para adultos con un consumo diario de 2.000 calorías. Según esta recomendación, no deberíamos tomar más de 90 gramos de azúcares diarios, algo que si nos fijamos en el estudio de Euromonitor cumplimos.

Sin embargo, estas recomendaciones se quedan escasas frente a las últimas publicadas por la OMS ante la preocupación por un consumo excesivo de azúcares. Desde el organismo se sugiere limitar la ingesta al 10% del consumo calórico, lo que equivale a unos 50 gramos, e incluso recomienda reducirlo aún más y dejarlo en 25 gramos diarios. Estos límites y recomendaciones por supuesto se refieren al consumo de azúcar total, tanto en alimentos como en bebidas, pero estas últimas pueden llegar a cubrir esa porción por sí solas. Es tal la cantidad que contienen en comparación con otras fuentes de alimentación que en algunos países se ha establecido el llamado “impuesto del azúcar”.

En el siguiente gráfico te proponemos que sumes el azúcar que puedes llegar a beber en un día y compruebes si superas o te acercas peligrosamente a los límites establecidos. Y aún falta por sumar el azúcar que consumes por otras vías…

FUENTE: EL MUNDO

 

Published by:

Isotónico natural y saludable que no te puedes perder

Agua de coco

Ni refrescos ni bebidas isotónicas artificiales. Este verano, tanto si sois deportistas como si no, hidrataros, refrescaros y disfrutad de esta magnífica y deliciosa fuente de potasio, baja en azúcares, rica en antioxidantes y 100% vegetal.

41057636 - remote tropical beaches and countries. travel concept

Si habéis viajado al sudeste asiático o a América del Sur, seguramente habréis tenido la suerte de poder comprar la mejor bebida isotónica natural: un coco verde. En países como Indonesia, Filipinas, India, Brasil, Sri Lanka o Vietnam, crecen de manera natural y los encontraréis por todos sitios: en los tenderetes de los vendedores ambulantes, en la carta de postres o bebidas de los restaurantes o en la mayoría de establecimientos de alimentación. Y la receta es muy sencilla: con un cuchillo se saca una parte fina del caparazón del coco, se introduce una caña y ¡listos! Bebida servida, llena de sales minerales, energética, increíblemente reconfortante y espectacularmente deliciosa. Mucho más saludable que cualquier refresco o bebida isotónica artificial cargada de azúcares, mucho más rica en antioxidantes y una fuente buenísima de potasio y de vitaminas del grupo B.

Y es que la popularidad que ha ganado el agua de coco en los últimos años más allá de los países de origen está más que bien justificada por todas las propiedades que aporta al organismo, y también, evidentemente, porque es un auténtico placer para el paladar. El agua de coco es una fuente natural de potasio y de minerales, es un isotónico natural, es baja en calorías y una fuente excelente de hidratación para el cuerpo; por eso se recomienda tanto tomarla mientras se practica deporte, después de practicarlo o bien en días calurosos en los que nos sentimos cansados y necesitamos hidratarnos de forma continuada. Es, por lo tanto, la alternativa natural y saludable a los isotónicos artificiales, que no nos calman la sed y que nos aportan azúcares y calorías vacías.

Su efecto hidratante y reconstituyente es debido al elevado contenido en potasio (necesario para el funcionamiento de los músculos y la generación de energía al cuerpo) y a los niveles de concentración de sales minerales que tiene, muy similares a los de nuestra sangre; por eso es tan efectiva a la hora de ayudar al cuerpo a recuperarse y a rehidratarse rápidamente. Pese a su poca consistencia (es una bebida muy ligera), el agua de coco tiene una composición magnífica de minerales como el hierro o el zinc, por encima de otras frutas como las naranjas.

Además, sus azúcares son 100% naturales y su pH (en torno a 5) hace que sea poco ácida.

Y como es totalmente natural y vegetal, es apta para todo el mundo: vegetarianos, veganos, crudiveganos, paleos, flexitarianos y también celíacos, porque tampoco contiene gluten.

agua_coco_isolabio_ets-soy_web

¿Dónde se encuentra?

A pesar de que el coco verde es difícil de lograr fresco aquí porque es una fruta que crece y se cultiva en el trópico, tenemos la opción de comprar la bebida empaquetada, aunque evidentemente siempre será mejor conseguir una pieza de coco fresca que podamos abrir nosotros mismos y bebernos su agua directamente. Si la compramos, conviene especialmente leer las etiquetas para evitar todas las bebidas repletas de azúcares añadidos, aditivos, potenciadores de sabor, colorantes y conservantes, producidas mediante agricultura intensiva o distribuidas a través de largas cadenas de intermediarios que no ofrecen tratos justos a los productores. Por contra, elegiremos un agua de coco bio, que nos asegure que las propiedades y calidades del coco se han conservado al máximo, que el proceso de manipulación ha sido mínimo y que la plantación y el proceso de producción ha sido totalmente ecológico y natural.

El agua de coco de Isola Bio, por ejemplo, proviene de una cadena de producción ecológica que trabaja desde uno de los países de origen del coco: Brasil. Desde las plantaciones bio de coco verde brasileño, se extrae el agua de los cocos y se empaqueta sin ningún otro proceso de manipulación, respetando y conservando así las propiedades isotónicas naturales de la bebida. La podréis encontrar en supermercados y tiendas especializadas.

El agua de coco de Isola Bio se distribuye en exclusiva en España a través de Qbio.

Published by: