Daily Archives: 06/03/2018

MM Salamanca 2018, la película.

Con la ilusión de un niño en la noche de reyes, y la responsabilidad de dedicarle a mi ángel el esfuerzo de una larga distancia, castigo a mi consorte a una nada loca “Saturday night” donde el agua y los plátanos se imponen a la cebada y los torreznos.  Esta te la debo churri, un día te llevo a Pitiegua.

Con el malestar propio de la abstinencia total de los placeres de la vida, me acuerdo de mi sombra, Duarte. Lo que debe estar disfrutando el muy bandido tumbado en su sofá, saboreando un sol y sombra mientras apura un “farias”. A él y al resto de damnificados por la gripe o la lesión, les deseo que disfruten del descanso, pero les espero mañana mismo aquí en zapatillas.

Al grano. Estrenamos recorrido y lo primero que echo de menos es un bar, ya estamos otra vez, y es que si naces para martillo…

Por fin, tras la inyección de cafeína, Alfaraz, que progresa más que adecuadamente, se atreve con el cajón de uno cuarenta, y yo me encuentro en los toriles a Tatty que venía de faenar en la feria de Abril sevillana, de lo contrario no se entiende qué hacía en el cajón de uno treinta.  Esto no es para mí. Venga, escóndete en el de uno treinta y cinco  no venga alguien y te amargue la carrera. Emilio y Maestre se ocuparon de mí.

– ¡Hola City¡ ¿Qué haces agachado?

 – Nada la zapatilla, ya sabes…

Con estas compañías y veintiunmil metros por delante, echamos a correr en un soleado día que mi prima Pepa se ganó, a base de llevarles huevos a unas religiosas con hábito. Ole por ella.

                           

A la altura de la raja inglesa, porque no me pagan la publicidad, yo ya me quería bajar del AVE que pilotaba Maestre a cuatro diez, pero Emilio me advirtió de los peligros de bajarse en marcha a esas velocidades. Ya sabes, que si eres una mariquita…, que no se diga…. y ya por último, que si quieres flojamos eh. Si “porfa”.

¡Cómo eché de menos a Cris! y también los pelotazos que me iba arreando el año pasado con el “jodio” globo de uno cuarenta, que no para quieto oye. Hala a volar, que a gusto me he quedado… ¡

La imagen puede contener: 4 personas, personas practicando deporte, calzado, cielo, niño(a) y exterior

Que coño si ya estamos en el zurguen!, deja de divagar  y corre, anda, que te pilla el de uno treinta y cinco y entonces si que empiezas a ver un globo, dos globos, tres… bueno esto no lo entendéis que sois muy jóvenes. Me voy a tomar un gel, a ver si se me pasa.

Por cierto, no tiréis los geles caducados. Me lo enseñó Emilio. El mío estaba recién caducado y apenas me dió empuje, pero el de Emilio, que por estar caducado hasta tenía una pegatina de “naranjito”, le hizo volar al muy chulo.

En la zona del rastro me di cuenta que mis despojos eran objeto de saldo, y que de haber entrenado un poquito de fondo, no hubiese sufrido lo indecible en la zona de los fotógrafos. Que esa es otra. ¡Parece que no la han corrido nunca! los muy cabrones con cámara. Allí que estaban todos los “paparachi” de los c… y yo con estos pelos.  Ahora entiendo a Brad Pitt, ¿o era Mario?

¡Otra vez Mavi y la Susi! Estamos bajando Comuneros y ya se las oye gritar, ¡Qué locas!. Pero oye, Ole por las voluntarias.  Gracias al empujón de estos fenómenos y como ya vamos en busca del pesebre, entre los aplausos de la multitud y las alas de mi ángel, consigo terminar en una hora y treinta y tres minutos otra edición de la MMSalamanca. Y aunque me hubiese gustado contar otro final, la vida que es muy puta, me ha hecho llevarte en el recuerdo en lugar de a mi lado. Por ti, Espe.

Fotos de Duarte 
Fotos de Angel

La imagen puede contener: una persona, de pie y exterior

 

Published by: