III Duatlón Cross Carbajosa de la Sagrada

Comment

Duatlón

El sábado 5 de Mayo del 2018 se celebró el ‘III Duatlón Cross de Carbajosa de la Sagrada – II Memorial de José Luis Martín Calvo’ y tres componentes del club para allá que fuimos porque no teníamos una cosa mejor que hacer esa tarde que sufrir un ratillo.

Con una tarde primaveral y sin nada de viento me encuentro con mis compañeros ‘Maestro Maestre’ y ‘Juanmi’ y comenzamos los preparativos en la zona común para después ver a la salida de los más peques, alguno de los cuales no levantaban un metro del suelo (y no estoy exagerando). Una auténtica delicia ver a los mocosos enfundados en su mono y dando pedales en sus mini-bicicletas.

Llegan las seis y media de la tarde y nos vamos hacia la línea de salida dispuestos a cansarnos un poquito y allí estamos, 120 personas en la salida escuchando el discurso del alcalde. Tras un riguroso minuto de silencio por el compañero José Luis Martín Calvo comenzamos los 4 kilómetros del segmento a pie. A Maestre ni le veo, y Juanmi y yo con el resto de mortales completamos el primer sector sin problemas.

Llega la bicicleta y el recorrido es de 17 kilómetros con continuos sube y baja y con unas fabulosas vistas de Salamanca y su catedral que no disfrutas porque al menor despiste el piñazo lo tienes asegurado. Terreno de todo tipo, barro, pista, hierba y nos toca cruzar un barrizal el en que un servidor se baja de la bicicleta y pasa andando (Maestre y Juanmi me comentan que ellos ni se molestaron en andar bajándose. Todavía me queda mucho que aprender en bicicleta.)

Transición y encaramos el último kilómetro y medio a pie. Aquí como siempre a darlo todo y antes de llegar a meta me cruzo con Juanmi (un fenómeno).

A pocos metros de la meta como siempre voy sacando la cara de ‘pues me corría otra’ para quedar bien en la foto y ¡otra ‘pa la saca’!.

Destacar que J.L. Maestre acabó segundo de su categoría y se llevó una estupenda caja con botellas de vino a primera vista pero que posteriormente al abrirla todavía era mejor de lo imaginado: un fantástico lote de productos de limpieza.

Dar las gracias a la organización y a los voluntarios, y a Juanmi y Maestre por su compañía (aunque alguno faltó a las cervecitas del final).

Miguel A. Sánchez Calleja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *