Daily Archives: 05/06/2018

II TRAIL CASILLAS 25K

El día 2 de Junio de este año 2018 se celebró en la localidad de Casillas (Ávila) un conjunto de tres carreras a elegir entre distancias de 70K, 40K y 25K. Un servidor y nuestra campeona Luisa probamos en la modalidad 25K y así sucedió:

A las 09:30 y con un tiempo lluvioso comenzamos la aventura con unas rampas del 20% a los pocos metros de la salida, cuestas que mi compi se negó a intentar hacerlas corriendo (hice caso porque en esto del TRAIL, Luisa ya es cual cardenal a la Iglesia, es decir una EMINENCIA, así que AMÉN y a callar).

De inmediato nos adentramos en un bosque cerrado otoñal de cuento,  con riachuelos, barro, y sabiendo que nos esperan siete kilómetros de constante subida, que se hace llevadero hasta llegar a la primera pared del día. En esos momentos ‘Geolocalizaciones Luisa’ guiaba un grupo de unas 10 personas y tras unas pequeñas equivocaciones en el track se le sugiere desde la cola del grupo que amablemente delegara en sus funciones de guía, y tras las primeras risas del viaje finalmente se llevó a cabo la moción de censura.

Tras coronar comenzamos el INFIERNO y no exagero ‘EL BERRUECO’. Esto es café para muy cafeteros (o sea para Boni y creo que por ahí en el mundo hay otro).  Se trata de un desfiladero rocoso y pedregoso que si en ese momento está lloviendo el resultado es que o comienzas a gestionar el asunto en grupo o de forma individual es imposible. Y así fue como en determinados tramos hicimos cadenas humanas a modo de cuerda para avanzar y en otros había que echar el culo al suelo y bajar apoyándote en las manos. Las piedras parecían untadas de vaselina¡¡¡¡¡

Sin duda ‘EL BERRUECO’ es la miga de la carrera y fue lo más complicado del camino, pero muy satisfactorio al ver como este deporte es otra historia que nada tiene que ver con ritmos, tiempos o mejor marca personal.

Al termino de este tramo absolutamente todos respiramos de alivio, ya llevamos dos horas que se habían pasado en un suspiro y por fin llega una bajada que nos lleva hasta el avituallamiento del PUERTO DE CASILLAS donde vemos a nuestro soporte ‘Boni’ sacando fotos y dándonos los ánimos correspondientes.

Comemos, bebemos y comenzamos un favorable camino entre vacas pastando hasta llegar a la segunda pared con unas vistas espectaculares y sobre un terreno de hierba por el que pasaba un riachuelo  que a pesar de ser durísimo mereció la pena subir. Un servidor aquí en el kilómetro 15 dio por terminada la carrera ya que prácticamente hasta el final era todo bajada…pero en el deporte ‘hasta el rabo todo es toro’.

Bajando y bajando llegamos prácticamente hasta el kilómetro 21 bastante enteros teniendo en cuenta la soba que ya llevábamos y mientras pensaba en la cervecita de la llegada en un mal gesto se me contrae un musculo de la parte interior de la pierna que en mi vida se me había contraído (primer susto y parada), revisión de daños y tras andar unos metros parece que todo queda en un susto.

Kilómetro 22 de 25, encaramos una pequeña subida y lo hacemos con ganas y sin reservar nada (al menos yo), y de repente Luisa siente un chasquido en el gemelo, ay madre¡. Paramos y revisión de daños: ‘Creo que se me ha montado un tendón, pero ya estoy bien’ me comenta la compi y dejándonos llevar al trote recuperamos la normalidad. Susto número 2.

Kilómetro 23.5 (a 1500 metros de la meta) me tuerzo el tobillo izquierdo y noto el temible ‘CRACK’ (de esta no me libro pensé). Paramos y otra vez evaluación de daños (vaya dos pupas): Tobillo izquierdo tocado pero no hundido; así que venga a por esos 1500 metros antes de que se enfríe.

A pesar de que Luisa nota que voy algo cojo llegamos a meta con la satisfacción de haber superado una carrera complicada, bonita y dura. Un placer contar con Boni como apoyo y por supuesto con Luisa.

Tres reflexiones sobre nuestra campeona: La primera es que ganó en su categoría, la segunda es lo bien que le sienta el paso de los kilómetros (es de locos, a más kilómetro va mejor) y la tercera es lo bien que se encuentra al correr sin competir.

Al resto del equipo ya sabéis, animarsus a esto de correr por la montaña. Hay alguno por ahí que este año se libró pero en el siguiente no se me escapa.

Miguel Angel S. Calleja

Published by: