III Carrera contra la Violencia de Género

Comment

Carreras

El domingo pasado corrimos la III Carrera contra la Violencia de Género de Salamanca. Acudimos muchos menos de lo habitual de nuestro club porque coincidió con la quedada del III Trail Escarpes del Tormes (¡qué casualidad! , la tercera edición de ambas carreras).  Por cierto, la quedada fue todo un éxito. Enhorabuena a todos los que la hicieron posible.

Mi compañero Miguel se empeñó en acompañarme, así que el buen samaritano se hizo cargo de dos obras benéficas en la misma mañana, correr conmigo y al terminar, acompañar a su amigo Galván durante los últimos kilómetros de su tirada larga.

Ciudad se desmarcó enseguida e hizo un tiempazo como podréis comprobar. Siempre muy bien acompañado por Espe, que le guía y le empuja y por la que lucha para combatir la bulimia y la anorexia.

Tatty logró pódium con el segundo puesto de su categoría. Una máquina este chico.

Jorge, Javier y Jorge junior también tomaron su propio rumbo enseguida e hicieron unos tiempos geniales. Jorge dice que el empuje de su padre subiendo Tentenecio fue fundamental (creo que le decía que como no llegara le dejaba dos meses sin paga)

Mavi llegó como una campeona, ella solita, muy contenta y casi sin despeinarse. Aunque la coleta se le empingorotó un poco subiendo la ya mencionada cuesta infernal (la foto lo acredita)

Y qué decir de nuestra Mayte. Que llegaba a la plaza seria seriota, que no fuimos capaces de sacarle una sonrisa con nuestros ánimos, pero que se estaba reservando para levantar triunfante el puño en alto al llegar al arco de meta. Después nos contó que tuvo una aparatosa caída en carrera y que casi se deja los piños en los jesuitas (como para sonreir…). Yo admiro un montón su perseverancia, su capacidad para ir ahí atrás en carrera, ella sola, caiga quién caiga (aunque sea ella misma), en fin, una valiente.

¿Y qué fue de mi? Pues perfectamente custodiada por mi Míster (Miguel) y por Bernardos, fui cogiendo ritmo y me hice con el primer puesto de mi categoría. Me hizo mucha ilusión, porque segunda y tercera había sido alguna vez, pero nunca primera. Además recoger el premio en la Plaza Mayor de Salamanca es todo un lujo. Gracias Miguel, sin tu ayuda no hubiera sido igual.

Antes de terminar esta crónica, dos cositas.

Una, enviar un gran abrazo a los miembros del club Alcer, que estaban de luto por la muerte de su fundador, Capi, también presidente de Alcer Salamanca durante 23 años si no me equivoco. Yo solo lo conocía de vista, pero creo que era un luchador y una gran persona. ¡Mucho ánimo, equipo!

Y por último, ¡qué triste tener que correr para intentar contribuir en la lucha contra una lacra como la violencia de género! Desde 2003 son 946 las mujeres que han sido asesinadas. Una cifra escalofriante, ¿no? Algo hay que hacer. Está claro.

Belén Fernández

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *