Promesas de año nuevo. 4º Cross Cabrerizos 2019

Al igual que cualquier mortal, los “runeros” DCabrerizos también tenemos nuestras promesas de comienzo de año. Muchos prometen entrenar más, otros con entrenar algo, ya les vale. Yo para variar no prometo, solamente intentaré no aburriros con las crónicas como hacía antaño nuestro decrépito “Quisquilla”.

Año nuevo, directiva nueva, nuevas socios, nuevas caras, nuevos retos, y muchas promesas. Muchas novedades en el club. -¿Donde? -En el asfalto no, oye tu. Que aquí todo sigue igual. Los de adelante cada día corren mas y los de atrás cada vez…más viejos. Oye, que es mirar para atrás y todo canas. – Mira quién habló, el City.- Es que yo voy adelante.- Hala pues tira y calla.

Cuarta carrera de la liga. Ojeada al androide a ver qué coño que pongo. Dos bajo cero y niebla. Me pongo todos los coños. Las diez. Me voy a calentar…mejor me siento a ver si se me pasa. Al final como de costumbre le dedicamos mas tiempo al postureo para la prensa que a calentar, y así nos va. Primer kilómetro y ya voy fundido, claro que si le veo la cocorota a Adrián es que este no es mi sitio, y eso me pasa por gañán, por irme con Félix que hoy iba camuflado de Piolín, pero a mí no me la da. Esa mierda de pajarracos tienen unas alitas de “naa” y las cabras tenemos… Bueno pues eso, que Cristina está imparable y en la cuesta del carril bici decidí dejarla pasar y seguir a mi pollito.

No os he contado que estrenábamos fichaje internacional, Mathilde, guapa y joven como todas nuestras féminas, – Pelota – Y tu más. Pues en esas iba yo, con miedo de que una vez vencido por Cris, me golpeara el “tío del mazo” en forma de joven canadiense, pero no fue así. Conservé intacta mi dignidad, al igual que mi bonita y esbelta figura, y no todos pueden decir eso a juzgar por alguna foto en la que el abuelo de Veteranos tiraba del grupo de ¿jóvenes?

Cuánto echo de menos las batallas con el “quisquilla”, aquel chaval que prometió darse a la mala vida y dejar de sufrir en las carreras. Y vaya si lo cumple el tío, a rajatabla. El próximo cross me ha prometido correr con frontal. Por si se le hace de noche, ya sabes. Ya que no conseguimos que deje las “malas compañias” me he buscado nueva pareja de baile. Sí, ese, Piolín. El pollo amarillo me atacó en la subida a las monjas y le dejé volar. Primero por que no podía con los genitales, y porque esta película ya la conocía yo, y al final el lindo gatito se come al pollito.¿O no era así?

Enhorabuena Adrián que lucha por la pole local y Cris que ya tiene en el bolso la segunda fémina absoluta.Corto y cambio, que prometí no aburriros.

   Fotos de Antolín Ramos    

  Fotos de AVS  

   Fotos del Norte de Castilla

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.