Media maratón Salamanca’19

Domingo de carnaval, -¿Qué me pongo? -El disfraz de runner, que todavía me entra. Pues no fui yo el único que pensó de esa manera. Hay que ser poco original ¡eh!

Antes de nada, Alfonso quiere agradeceros la deferencia que habéis tenido de visitar su oficina como ya es tradición por estas fechas, y así, además de hacerle una impagable publicidad, le obsequiáis con un profundo y fétido aroma del que disfrutará toda la semana, él y sus empleados. Gracias Alfonso, – Ya sabes que no hay porqué no darlas Jose.

Muchos debutantes hoy en la media distancia, que hay que tomarla con respeto y no con miedo, o si. Recuerdo con cariño mi primera media maratón en el aburrido y sin embargo bonito pueblo de Medina del Campo. Tan acongojado iba, que en el km.18 estaba entero, y en el km. 20 iba andando, por listo. Pero que otro día os cuente Boni lo suyo, que sea pronto, porque ya va muy mayor y …en fin, lo bien que estabamos hasta entonces fumando en los bares, oye.

En esta edición los debutantes eran ya élite. Y si no, a los tiempos me remito.

En cuanto a mi idilio con el “Quisquilla” sigue roto. Nuestra relación no tiene arreglo y él lo sabe. Hoy melancólico, se me envalentonó y se situó en el Paseo de la Estación, junto al globo de 1:35, Emilio, Félix y un servidor. Como en los viejos tiempos, la cosa prometía. Primera excusa: -No me pilla señal el GPS- ¡Y que mas te da! tú ven detrás de mí.- Y tanto que me hizo caso, que no lo volví a ver.

A falta de una galga como Cristina, tan contenta ella con su globito de 1:40, me amarré a la liebre de Emilio, que entrena de tapadillo y me cortó un traje, que ríete tu de los maestros de la costura. La culpa es mía por no salir con Adrián. Me hubiese reventado en el primer km. pero sin engañarme. Emilio si. Tanto es así que decidí irme con los disfraces amarillos, pero que no se entere Félix que fui chupando rueda mas de una hora y para agradecerle el cortavientos, en la bajada de Comuneros, le sacamos el cuchillo.

Al final, el carnaval terminó con el entierro de la “Quisquilla” (antes sardina). Defenestrado como runner y con el único aliciente de competir como cronista contra un servidor, tarea harto dificil, por cierto. Enhorabuena a Adrián por su pedazo de marca, a Elena, Isabel y Gorka en su debut, y a Emilio y mi amigo Duarte por aguantarme, que no es moco de pavo.

Descansad todos en paz, malditos. Pero antes ver las fotos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.