Tres Valles 2019 – 35K

El día 10 de marzo y tras una espera de dos años, se ha disputado en La Alberca (Salamanca) la ya famosa TRES VALLES. Una generosa representación del club se desplazó para realizar las dos modalidades que este año se ofrecía, una de 35 Kms (‘la larga’) y otra de 22Kms (‘la corta’).

En esta crónica me centro en la modalidad 35K que es la que un servidor corrió:

El día previo a la carrera Boni, Luisa, Alberto, Jorge, Maestre, Emilio y un servidor hicimos noche en la Alberca para recoger el dorsal con tranquilidad y tomar una cervecilla incluso algunos se atrevieron con un bocadillo de jamón para cenar. Tocaba irse pronto a la cama y descansar como Dios manda.

Suena el despertador y cada cual desayunando la correspondiente carga de hidratos y preparando los bártulos de montaña. Desde la habitación se empieza a escuchar la animación en la plaza y cuando me quiero dar cuenta ya estamos todos en el ‘corral’ esperando la salida…suena la cuenta atrás, empezamos.

El primer tramo sin sorpresas, unos 9KMS de subida hasta la Peña de Francia, reservando bastante conscientes de que este año la organización había endurecido la prueba. En la ascensión comienzo a notar calor y apenas son las 10 de la mañana cuando llego al primer punto de control ‘Paso de los lobos’. Todo va correctamente y según lo esperado.

Comienzo el primer descenso y aparece un enemigo que no esperaba hasta final de carrera, comienzo a padecer calambres y apenas llevo 11 KMS. ¿Cómo es posible que en los entrenamientos de 3 horas en ese mismo recorrido no haya tenido ninguno problema y el día de la carrera apenas una hora y media y ya ando acalambrado? No me lo podía creer, así que toca gestionar el problema bajando considerablemente el ritmo, bebiendo en abundancia, estirando, tomando sales y alguna que otra barrita hasta que llego a los pies de ‘Los puertitos’.

Ascensión dura, muy dura, eterna casi interminable, de las que hacen pupa, en silencio y notando las pulsaciones a tope llego hasta arriba (ya llevamos más de tres horas). En el segundo avituallamiento comienzo a recibir información sobre la cantidad de abandonos que a partir de ese tramo están sucediendo, están cayendo como moscas (unos por calambres, otros por deshidratación, otros por lesión etc) y yo con mis calambres y sabiendo que me queda más de la mitad toca pararse y pensar ¿Merece la pena seguir así? Me lo pienso, pero decido continuar. Llego a la zona más complicada de negociar por la dificultad del trazado y sobre todo porque los calambres no me dejaban correr a un ritmo decente (durante mucho tiempo no me quedó otra que andar)

Llegando al monasterio aparece una ‘mini’ subida de 1KM y de repente parece que mis calambres comienzan a desaparecer. ¡Esto no hay quién lo entienda, pero el cuerpo logra recuperarse y comienza a responder a lo que le pido!

Alcanzo a un grupo de portugueses, estamos rozando el fuera de control y realizamos una especie de ‘contra-reloj’ los mejores 3kms de la carrera y con sensaciones muy buenas, disfrutando como locos librando el punto de control por apenas segundos.

Comenzamos la última ascensión ‘El Portillo’ allá por el km 30. Vaya bicho de puerto, aquí hasta Miguel Eras sucumbió. Así qué con determinación y con la moral alta por la recuperación, pongo una marcha (andando siempre claro) que me permite llegar a la cima y comenzar el descenso de 2kms hasta la meta. El tiempo se me ha ido mucho por los problemas de calambres, pero al llegar comienzo a notar la satisfacción de la buena gestión de los problemas físicos que he realizado, acabamos de graduarnos en ‘Tres Valles’.

Mi enhorabuena a todos mis compis, a los de la larga, a los de la corta y sobre todo al club (que también tiene sus calambres, pero como en TRES VALLES sabremos gestionarlos para seguir avanzando)

Y por supuesto a la organización del evento, me quito el sombrero ante ellos, la cara de cansancio de algunos de ellos indicaba su nivel de compromiso, impresionante.

Miguel Angel S. Calleja

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.