Behobia – San Sebastián

Ya sabíamos a lo que íbamos, las previsiones meteorológicas eran las que eran y por mucho que nos empeñásemos o consultásemos la web de Aemet el tiempo no iba a cambiar.

Algo más de 27.000 ¿valientes? cruzamos la línea de meta después de sufrir mucha agua, granizo y rachas de viento de cara que literalmente te frenaban en seco.

Por nuestra parte nos tomamos el asunto como un fin de semana de txakoli, txikitos y pintxos. El sábado, a horas en las que un runner como mandan los cánones debería estar descansando, nosotros estábamos en el Casco Viejo dando buena cuenta de los susodichos manjares.

Viendo la torrencial tromba de agua que caía en ese justo momento y bajo los efectos del txikiteo decidimos plantarnos al día siguiente en línea de salida sí o sí.

Como teníamos varias horas de salida nos fuimos por turnos hasta Behobia. El más madrugador yo, seguido por la burguesía del club (Belén, Mariano y Mario) que se presentaron en taxi, para terminar con Galván y Miguel.

La logística funcionó de 10. Del viaje desde Salamanca se encargaron Mayte y José Puertas que se rajó a última hora y no corrió, Belén, Plátano, Anabel, Rocío y Alfonso que le está cogiendo gustillo a eso de no dar palo al agua, Soraya y Mari Paz que no se quisieron perder la llegada.

Fin de semana pasado por agua, divertido eso sí y al final siempre compensa una escapada por tierras vascas y disputar una de las pruebas más importantes del calendario nacional.

Jose Duarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.