Category Archives: Carreras

Participación en carreras y quedadas por los miembros del club.

Maratón Valencia 2018

Valencia…el día que fuimos finishers.

Después de dejarnos llevar cada un@ por nuestros motivos , a primeros de año decidimos que este año el DCabrerizos iba a volver a la maratón de Valencia. Hubo varios culpables y una instigadora principal, cuyos nombres no es menester meneallos, que provocaron esta locura a la cual nos sumamos otros miembros del club, algo mas cuerdos aparentemente, pero que a la hora de la verdad también tenemos el ladrillazo runner bien dado.

Después de que Belén se hiciese cargo de la parte logística para Valencia, materia en la que es Doctora Cum Laude y habiendo hecho la inscripción unos seis meses antes de la prueba, nos encontrábamos como Hernán Cortés y sus huestes al llegar a México, con las naves-excusas quemadas, y sin otro camino que tirar de entrenamientos hasta el hartazgo.

Y dio comienzo ese largo peregrinar de entrenamientos unos más tediosos, otros más intensos, que poco a poco todos fuimos cumpliendo hasta lograr una forma física sino esférica al menos con forma de naranja (algo que venia muy al caso). En ese camino como siempre nos acompañaron otr@s amig@s del club que con su aliento nos han animado en la preparación de este logro.

Como en cualquier lucha esta vez también tubimos bajas y esta vez la china le tocó a Juanmi que no pudo recuperarse a tiempo de una lesión, pero su presencia virtual ha estado muy viva en esta maratón y sus sabios consejos en la materia no han caído en saco roto. Cualquier año la vas a hacer…y lo sabes.

Y como si nada llegó el ansiado fin de semana del maratón. Nos encaminamos a Valencia por diversos medios y en horarios distintos  para despistar al enemigo, y a nuestra llegada pudimos comprobar la excelencia de nuestra jefa de logística. Desde nuestros alojamientos (algunos a pie de Catedral, porque ya se sabe que a Dios rogando y con las zapatillas corriendo) hicimos los últimos preparativos, y afrontamos largísimas colas, para recoger los dorsales y la bolsa del corredor, eso si en un lugar muy bonito y muy soleado, la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

También hemos tenido tiempo de saborear la gastronomía local que en este caso es muy adecuada al runner, destacando una fideua y un arroz exquisitos. Todo ello en sacrificio de unos correctos niveles de carbohidratos.

Finalmente llegó el día dos, y al rayar el alba nos reunimos en el sitio indicado para que gracias a Jorge y a nuestro road manager Jose Luis se nos transportase hasta la línea de salida. La épica del corto viaje ha sido apoteósica, con mas presencia policial que en la Boda Real nos aventuramos a cruzar la ciudad en un vehículo de alta ocupación, casi tanta como el camarote de los hermanos Marx. Una situación hilarante, que una vez culminada con éxito no tiene precio.

Al llegar a la línea de salida donde se arracimaban miles y miles de personas  nos fuimos separando cada uno a su cajón de salida. Muchísima gente y muy buen ambiente, mucho corredor extranjero, alguno famosete (con el que las mas listas de la clase se fotografiaron) y hasta corredores invidentes, nos apretujábamos en una amplia avenida que teníamos abarrotada como un hormiguero.

Llegó la hora, animados por dentro y por fuera (charangas, música en directo, altavoces, los ánimos del publico ) comenzaron a caer los primeros kms que te llevan por la zona portuaria y la universitaria, allí nos cruzamos con el que luego sería el ganador y nuevo recordman de la prueba Leul Gebreselassie, que junto al grupo que lideraba la carrera iban a una velocidad digna de Marc Márquez y su Honda de moto GP.

Tras pasar por la zona donde nos esperaban nuestras familias y amigos, y una vez cargadas las pilas emocionales, llegamos a la mitad de la prueba mas frescos que una rosa. Poco a poco la carrera nos iba llevando al corazón de la ciudad donde había más gente aún y continuaban los ánimos, un ambiente de carrera fenomenal. En ese momento que las fuerzas comienzan a flaquear llegamos al km 32 donde tenían un punto de animación para subir la moral en la zona del famoso muro, genial idea que personalmente me dio alas por unos kms mas.

Y llegó ese punto que ningún runner quiere vivir y que esta prueba exige con frecuencia, el pinchazo, en este caso en forma de dolores musculares que no te dejan correr, de nauseas, etc. Ahí tienes que tirar de corazón y apretar los dientes como hicieron Jorge Sánchez y Miguel dándonos una lección de pundonor para terminar su carrera. Una vez superado ese punto los últimos kilómetros se hacen largos pero disfrutones, lo tienes ahí mismo y no vas a renunciar a ello por nada del mundo.

El momento de llegar a la meta y cruzarla es maravilloso, una gran satisfacción personal y plenamente recomendable, engancha…

Todos los miembros del club conseguimos finalizar, y prácticamente todos logramos nuestros objetivos previos lo que es un gran éxito. Y además tenemos un gran hito que celebrar el de un padre y un hijo que han corrido y terminado juntos un maratón, que además ha sido el estreno por la puerta grande del amigo Jorge. ENHORABUENA!!

Gracias a la familia del DCabrerizos por su apoyo y ánimos durante todo el fin de semana, y muy especialmente a nuestras familias que se dieron la paliza persiguiéndonos en distintos puntos de la carrera, para animarnos, fotografiarnos y a ratos sufrir con nosotros. Es algo que no tiene precio y solo por eso ya merece la pena hacer una maratón.

Como decía en un cartel que nos daba ánimos en carrera “piensa en tu razón”. Yo se lo dedico a mi padre que ha corrido un maratón mucho mas duro que este y también ha sido FINISHER.  

Javi Galván

Published by:

II Cross Liga Cabrerizos

Hoy las huestes nos hemos trasladado hasta Moriscos. Carrera bastante llana, por lo que se presumía rápida.

Esta mañana, los más añejos miraron por la ventana y se ataviaron con ropa de invierno, error fatal. Bastaba con consultar las nuevas tecnologías (mirar el tiempo en el móvil) para saber que a pesar de amanecer el día nublado, la temperatura iba a ser más que agradable.

Los de Valencia tenían tirada larga, así que con la compañía de alguno más hicimos rodaje hasta Moriscos, carrera y vuelta a Cabrerizos.

Buen recorrido el de esta carrera. Terreno blandito pero con ausencia casi total de barro, quizás en el próximo si el cambio climático lo permite.

Por nuestra parte, en cabeza el niño Adrián que ha vuelto a las andadas, seguido por nuestra Cris y su ”Psoas” (que os lo explique ella). Después el “chaval” de Fuenlabrada y el gran Boni que parece que se haya quitado algún peso de encima (como corre).  Más atrás, en tierra de nadie,  como dice Miguel el “pelos eléctricos” y para finalizar, la tropa de Valencia.

Hoy mención especial a Mavi y Elena ¡genial su progresión!

Pd. ¡Enhorabuena a los recién casados!

Jose Duarte

Published by:

M M Babilafuente – Santa Marta de Tormes

Os lo venía anunciando hacía ya tiempo ¡incrédulos! Ya entradito en años he decidido dejar el mundo “runner” y apuntarme a un Club de Lectura. Pues sí, una segunda actividad, más relajada, sin prisas, a ratos libres, sin compromisos ni retos…jejeje.

Sin ir más lejos, esta misma mañana quedé con mis nuevos amigos y acudimos a  una media maratón de lectura matinal.

Diferentes ritmos, desde los más tranquilos a una lectura rápida, diferentes tipos, prosa, verso, no faltó nada. Como siempre destacando los poemas de mentiras ¡hay señor! Nunca faltan, que si voy a leer un ratito pero despacito, que si mira que hace tiempo que no leo tan rápido…lo de siempre vamos.

Luego estaban los que vinieron como parte de preparación para el maratón de lectura de Valencia. Esos sí que hojearon el libro a rajatabla. El resto, como siempre, acabamos deletreando las sílabas por minuto que pudimos aguantar. A mí personalmente se me atragantaron los últimos sonetos.

Fotos cortesía OrycronSport pincha aquí

Sé que no me estáis creyendo y  os lo estáis tomando a pitorreo, por eso os dejo aquí  abajo las fotos con mis nuevos amigos que demuestra todo lo que he dicho.

 

Por cierto: el próximo sábado estoy apuntado a una sesión de lectura nocturna que ha organizado el Club de Lectura Veteranos de Salamanca. No me la pienso perder.

¡Cuánto os voy a echar de menos amigos!

PD. ¡Enhorabuena Belén! Segunda en su categoría. ¡Qué bien lees|

 

Nota: Ojo, mi máxima admiración por los clubes de lectura.

Jose Duarte

Published by:

III Carrera contra la Violencia de Género

El domingo pasado corrimos la III Carrera contra la Violencia de Género de Salamanca. Acudimos muchos menos de lo habitual de nuestro club porque coincidió con la quedada del III Trail Escarpes del Tormes (¡qué casualidad! , la tercera edición de ambas carreras).  Por cierto, la quedada fue todo un éxito. Enhorabuena a todos los que la hicieron posible.

Mi compañero Miguel se empeñó en acompañarme, así que el buen samaritano se hizo cargo de dos obras benéficas en la misma mañana, correr conmigo y al terminar, acompañar a su amigo Galván durante los últimos kilómetros de su tirada larga.

Ciudad se desmarcó enseguida e hizo un tiempazo como podréis comprobar. Siempre muy bien acompañado por Espe, que le guía y le empuja y por la que lucha para combatir la bulimia y la anorexia.

Tatty logró pódium con el segundo puesto de su categoría. Una máquina este chico.

Jorge, Javier y Jorge junior también tomaron su propio rumbo enseguida e hicieron unos tiempos geniales. Jorge dice que el empuje de su padre subiendo Tentenecio fue fundamental (creo que le decía que como no llegara le dejaba dos meses sin paga)

Mavi llegó como una campeona, ella solita, muy contenta y casi sin despeinarse. Aunque la coleta se le empingorotó un poco subiendo la ya mencionada cuesta infernal (la foto lo acredita)

Y qué decir de nuestra Mayte. Que llegaba a la plaza seria seriota, que no fuimos capaces de sacarle una sonrisa con nuestros ánimos, pero que se estaba reservando para levantar triunfante el puño en alto al llegar al arco de meta. Después nos contó que tuvo una aparatosa caída en carrera y que casi se deja los piños en los jesuitas (como para sonreir…). Yo admiro un montón su perseverancia, su capacidad para ir ahí atrás en carrera, ella sola, caiga quién caiga (aunque sea ella misma), en fin, una valiente.

¿Y qué fue de mi? Pues perfectamente custodiada por mi Míster (Miguel) y por Bernardos, fui cogiendo ritmo y me hice con el primer puesto de mi categoría. Me hizo mucha ilusión, porque segunda y tercera había sido alguna vez, pero nunca primera. Además recoger el premio en la Plaza Mayor de Salamanca es todo un lujo. Gracias Miguel, sin tu ayuda no hubiera sido igual.

Antes de terminar esta crónica, dos cositas.

Una, enviar un gran abrazo a los miembros del club Alcer, que estaban de luto por la muerte de su fundador, Capi, también presidente de Alcer Salamanca durante 23 años si no me equivoco. Yo solo lo conocía de vista, pero creo que era un luchador y una gran persona. ¡Mucho ánimo, equipo!

Y por último, ¡qué triste tener que correr para intentar contribuir en la lucha contra una lacra como la violencia de género! Desde 2003 son 946 las mujeres que han sido asesinadas. Una cifra escalofriante, ¿no? Algo hay que hacer. Está claro.

Belén Fernández

 

Published by:

XIII M M Ciudad Rodrigo

Con cien cañones por banda y viento en popa a toda vela…es como nos hubiese gustado hacer esta media maratón a todos.

Pero no, una vez más alguien ha invocado al Dios del Viento que no ha querido perderse este evento.

Teníamos chofer y se agradeció esa hora de más que pudimos quedarnos en la cama. Como sardinas enlatadas nos dirigimos a Sancti-Espíritus en una mañana desapacible.

Los previos como siempre: café, los clip dorfix de las narices, pequeño calentamiento y al lío.

En la salida, Emilio que no le cogía señal el “gps” del reloj y como no sabía  a lo que iba pues eso, a todo trapo y sin parar. Detrás el “fichaje” de Madrid, Jose Ciudad, Máster (y de los buenos) en entrenar a escondidas. Cerrando las filas del club Manuel Alfaraz y yo, que había hecho un pacto de sangre y juré y perjuré que hoy acompañaría a Manuel y no me cebaría.

Y al mal tiempo buena cara. Exceptuando el viento racheado, la lluvia fue escasa y casi ni molestó. Tardamos poco en olvidar lo sufrido gracias a las cañas, la paella y los huevos con farinato que cayeron.

Fenomenal Mavi y Maite, hoy voluntarias en la carrera y responsables de la intendencia.

Fotos cortesía de Orycron Sport pincha aquí

Jose Duarte

Published by:

V Cross y último de la temporada

Los que me conocen saben que eso del mundo taurino no va precisamente conmigo, aún así con permiso de la autoridad y si el tiempo no lo impide me voy a lanzar al “ruedo”.

Esta mañana tocó lidiar con la última de la temporada y como se suele decir “nunca hubo quinto malo” y así ha sido, este quinto Cross no ha defraudado.

El festejo comenzó de una manera diferente. La inauguración de un monolito conmemorativo de esta 25 edición. Desde aquí felicitamos a Atletas Veteranos por su gran labor. No faltó nadie a este evento que corrió a cargo de “las fuerzas vivas” allí presentes.

 

Vestidos con el traje de luces se escuchó el “Música Maestro” y comenzamos la faena. El “coso” se encontraba hasta la bandera. Llegó la hora de la verdad y cogimos al toro por los cuernos. A mí, por no variar, me tocó bregar con un par de “morlacos” y como no tengo por costumbre escurrir el bulto me lancé a dar unos “capotazos”. Detrás de los primeros espadas salió el resto de la cuadrilla, no faltaban los “picadores”, “banderilleros”, “rejoneadores” e incluso algún “cabestro” que otro, amén de los espontáneos.

Pronto hubo que empezar a dar muletazos, mucho “ganao” bravo por el camino, algunos incluso venían de afamadas dehesas de la lejana Fuenlabrada.

Ya en las postrimerías del festejo me faltó rematar la faena. Tuve que entrar por la puerta grande andando; estaba para el arrastre pero por vergüenza torera no estaba dispuesto a que me arrastrasen las “mulillas” hasta los corrales. La “cornada” en el gemelo me ha dicho que hay que escuchar al cuerpo y de momento habrá que “cortarse la coleta” y ver los toros desde la barrera. Toca esperar a que vengan tiempos mejores y empezaremos con las “capeas” que a lo sumo te puedes llevar un revolcón.

Fotos de la jornada: pincha aquí

Esta historia y sus personajes son pura ficción, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Jose Duarte.

Published by:

La Cara B de las carreras

Hoy me han dado un buen bañito de humildad. En primer lugar porque hasta encontrándome genial, he visto que la lesión acecha y te recuerda que esto es el deporte, especialmente para los aficionados que jugamos a ser alguien al menos por un día. En segundo lugar, porque daba por hecho que iba a subir al podium de las Veteranas C.

Antes de la carrera de hoy estaba la segunda. Incluso después del pinchazo de esta mañana, seguía pensando que el podium era mío, la 2º ya difícil, pero la 3ª… Pues tampoco. Nombraron a tres chicas y ninguna de ellas era yo. Se me debió quedar una cara digna de ver. Llegué a comentar que habría algún error… Pero claro, cuando se pone uno a pensar con tranquilidad, te das cuenta de que en la carrera de hoy, en la que no he podido puntuar, sí que lo han hecho las demás, y que la diferencia no debía ser lo suficientemente grande como para pensar que ya lo tenía todo hecho, incluso fallando hoy. Lección aprendida. Enhorabuena a las compañeras que han subido al cajón (y… perdonad mi soberbia)

Belén Fernández

Published by:

IV Cross Liga Cabrerizos

Bajo un cielo plomizo y con un tiempo fresco pero amable para ser el mes de enero, se desarrolló el cuarto Cross de la Liga Cross de Cabrerizos. Justo antes de salir de la Plaza Mayor se escuchaban las expresiones de ánimo y motivación entre los corredores, pero para quien –como era mi caso- corría por primera vez esta prueba, destacaba una frase de aliento: -venga que hoy no tenemos la cuesta de la Iglesia-, generando una grata sensación de alivio que ayudaba a aplacar los nervios.  El recorrido, alrededor de 10.500 metros, resultaba familiar para los corredores habituales: Camino de Valdepega, hasta la escombrera, camino de Aldealengua, las Caenes, Río Yeltes, escarpe y entrada a la plaza por Labradores.

Algún charco, poco barro y los disparos de los cazadores más cerca de lo que a cualquiera le gustaría, marcaron un recorrido con un desnivel moderado, que se hizo más duro al final, en el escarpe, cuando la frase de consuelo de la salida, como un mantra, te acercaba a una meta inminente.

Fotos de la jornada: pincha aquí

No hubo sorpresas, y Alejandro González Zarza y Marta Romo se alzaron con la victoria en la prueba, y dicen, que también en la Liga, que finalizará el próximo 4 de febrero.

Isabel Vicario

Published by:

City returns

Hace unos pocos años, lo normal después de levantarse de la cama un día de carrera, hubiera sido levantar la persiana para ver el día que hace. Sin embargo el  móvil me dice que hay cuatro grados y niebla. Y yo me lo creo.

Sin muchas expectativas nos reunimos la manada, la buena, en la plaza de Cabrerizos para hacerle la cobra a Alfonso y dejarle en tierra firme, mientras vemos como levantaba la niebla  a la par que nosotros el ancla.

Tras reanimar a un manso que palideció al ver a una hembra embutida en unas mallas imposibles, decidimos que ya no era necesario calentar. Cosas de las nuevas tecnologías, ¡ qué le vamos a hacer… ! Sexista, sí.  Efectivo también.

Tras el café en el Chinarrilla, (ostia, ¿que hay en la tele? El maratón de Valencia. ¡ Hasta el año que viene che ¡) y una vez pasado el sofocón, calentamos lo justo para recordar que la salida es dirección Gomecello, ¡ no quiero ver a nadie en el bar de Pitiegua, coño ! y al cajón que luego nos pisan.

En la línea de salida, la manada, la buena, se divide en grupitos de hembras, bravos, mansos y luego están los…  Como decía, los tres bravos de la manada firmábamos la paz y decidíamos ir juntitos en progresión hasta que el cuerpo aguante. Y así fue. Salimos a ritmos altos en el primer kilómetro hasta que decidí,  si te colocas con los bravos no sirve el mariconear,  asumir el mando.

A lo lejos veo otro de los astados bravos, Salazar, que aunque corre delante de mí, al parecer la noche anterior tuvo un lio de pesebres, y no me aguantó la embestida más de una recta.

No sabía que tenía por delante de mí al profesor de fitness de Duarte. De haberlo sabido no hubiese ido tan contento pensando que era la primera vez que iba a entrar en cabeza del  club, como cantó la speaker Silvia a mi llegada, sin duda se fija solamente en los guapos porque entré por detras de él, enhorabuena. Pablo, se llama el masajista de mi rival y sin embargo compañero, porque aunque dicen que quedan para entrenar series de calidad, lo que se dan es cariño mutuo con aceite, a juzgar por los resultados.

Mientras unos andamos ocupados con las cuestas madrileñas y otros con las aceitosas series de cariño, Javier Sánchez, apodado desde hoy el silencioso, que no entrena y tampoco alardea de ello, amenazó el liderato de la manada camuflado bajo una condropatía rotuliana con vendaje opresor. Pero ese truco lo lleva aplicando Boni desde hace una década y no cuela. A este último solo me falta verle correr con andador, pero todo se verá en este mentidero.

Detrás del masajeado con amor, venía apuntando buenas maneras Miguel Pantene, envenenado de adrenalina desde que llegamos a Moriscos. No sé porqué me recuerda a mi perrillo…¿será el pelo?

Por detrás Alfaraz , como en primaria: progresa adecuadamente, pero que no le quite el ojo al recién llegado Alberto ,que entró ignorando los galones de Jorge y David y del resto de la manada, la buena, encabezada por el aspirante a poli que sigue bajando peso y marca.

City returns, ya lo avisé. No se si he venido para quedarme pero por más que intento tomarme un merecido año competitivamente sabático, no lo consigo. A falta de una meta más ambiciosa, este año he decidido  que mi meta es darle guerra a mi manada, la buena.

Por hoy ya me vale…. y que me quiten lo “bailao”. Disfruta de la galería de Jozemanue

Galería de AVS

Gracias compis corredor@s, acompañant@s y fotógrafos/as.

 

Published by:

53 Behobia San Sebastián

Desde que empecé en estos asuntos del running nunca he faltado a mi cita con ella… Aunque desgraciadamente no todos los años me ha sido posible correrla, La Behobia es … algo más que una carrera… es LA CARRERA.

La aventura comienza el sábado, madrugón y en ruta, este año además se añade Félix al grupo. Solo por verle disfrutar como a un niño de cada momento merece la pena ir…su entusiasmo es contagioso y me hace volver a nuestros primeros pasos juntos en este negocio.

Una vez asentados y bien comidos en Donosti, nos dirigimos a la feria del corredor. La organización es impecable, cuidan hasta el mínimo detalle, si hasta tenían una chica haciendo fotos a los grupos en el photocall con nuestros propios móviles, no hacía falta pedirle a nadie que te sacara una foto. Lo que si me decepciono bastante fue la feria del corredor…O la no feria… Vamos que no había más que unos pocos stands de Adidas ¡¡Que chasco!!

Esa noche como mandan los cánones (por lo menos los míos) cenita de pasta y prontito a la cama, al día siguiente nos esperan 20 duros km y aunque una no tiene el cuerpo para hacer marcas, si espera acabarla dignamente, a menudo se comete el error de subestimar las largas distancias.

Llega el domingo, ¡otra vez madrugón! Primero vamos Jose Duarte y yo, el resto salen después. Desayunamos y nos vamos al tren, me río yo del transporte público de Bombay, las sardinas en lata tienen más espacio vital del que disfrutamos nosotros allí.

La verdad es que los momentos previos a la carrera se me hicieron muy agradables gracias a tan honorable compañía, hasta nos tomamos un café en Francia ¡Gracias Duarte! Que buen compañero y que grande eres pequeño saltamontes.

El salió en el cajón de delante y batió los records  de tiempo que tenía previstos, pedazo carrera  se marco el amigo. Lo dicho este tío es muy grande.

Me hizo mucha ilusión encontrarme por el camino con Marina y los chicos de Run&Go. Un beso enorme para ellos.

Disfruté mucho del trayecto, sintiendo en cada momento el calor del público que casi te llevan en volandas. De verdad estos vascos son la “Ostia” tu.

Me consta que el disfrute fue general para el resto de compañeros: Galvan, Juanmi, Belen y Félix.

Muchas gracias al presi por estar ahí pendiente de nosotros y animarnos, esta vez el no la pudo correr, pero el año que viene la borda.

Fotos de la jornada: pincha aquí

Y nada más que decir, que el año que viene si Dios quiere repito y espero me acompañéis.

María Luisa Iglesias

Published by: